Trump, el ‘yernísimo’ y la política del desastre en Oriente Medio